Almagro exige la liberación de «todos» los presos políticos de Cuba tras la muerte en prisión del más antiguo

1

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha condenado este miércoles la muerte de Armando Sosa Fortuny, el preso político que más tiempo ha pasado entre rejas en Cuba, que murió el martes aún encarcelado, y ha reclamado la liberación de «todos».

«Nuestras condolencias a la familia de Sosa Fortuny, quien falleció a los 76 años y era el preso político más antiguo de Cuba, tras estar 43 años en las mazmorras del régimen. Exigimos la liberación de todos los presos políticos de la dictadura más antigua de las Américas», ha dicho Almagro en su cuenta oficial de Twitter.

Según denunció el Observatorio Cubano para los Derechos Humanos (OCDH), «debía haber estado en libertad condicional desde hace mucho tiempo, pero el Gobierno cubano decidió que muriera en prisión y allí murió». «Liberar a Armando no era un asunto político, ni siquiera jurídico, era un asunto de humanidad», sostuvo.

El OCDH informó de que «su ‘culpa’ fue defender con las armas la libertad que le arrebataron». «Podemos estar de acuerdo o no con el método que Sosa Fortuny eligió para conseguirla, pero coincidiremos en que 43 años de prisión son demasiados años», consideró.

En cualquier caso, incidió en que «Armando recurrió al ‘supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión’, como expresa la Declaración Universal de los Derechos Humanos». A este respecto recordó las acciones revolucionarias de la actual clase dirigente de Cuba, «todo en nombre de una libertad que luego quebrantaron».

«Rebelarse contra ese despojo fue su culpa. Y, si esa ‘culpa’ estaba viva para sus carceleros –que también fueron sus jueces–, es la muestra de que los principios que impulsaron a Sosa Fortuny mantienen hoy toda su vigencia», defendió.

1 COMENTARIO

  1. El Sr. Almagro fiel servidor y peón de los gringos en la OEA, debería de preocuparle lo que sucede en Chile y no «meter su nariz» en Cuba, Venezuela o Nicaragua, donde parece estar patológicamente obsesionado contra estos países; que investigue si todavía hay presos políticos en las cárceles del tiempo de la dictadura de Pinochet, o ya se le olvidó que el estadio nacional de Santiago fue utilizado para encerrar miles de opositores y sospechosos de serlo cuando el golpe de 1973 contra Salvador Allende?; ahí le cortaron las manos y asesinaron a Víctor Jara. Ahora mismo el gobierno de Sebastián Piñera ha emitido una «declaración de estado de emergencia, militares en las calles, toque de queda, restricción de libertades, tres mil detenidos, casi mil heridos y lesionados, varios de ellos de extrema gravedad producto de disparos con armas de fuego, muchos a quema ropa, 19 muertos, decenas de acusaciones de violaciones a los derechos humanos por apremios ilegítimos, secuestros en la vía pública, vejámenes en procedimientos policiales, violaciones y sesiones de torturas en estaciones de Metro y cuarteles policiales». Almagro y la Sra. Bachelet tienen mucho trabajo en denunciar las violaciones de los derechos humanos en Chile y exigir sanciones y bloqueos económicos, y porque no? una intervención militar de estados unidos en Chile para detener los asesinatos de los militares contra la población civil chilena.

Comments are closed.