Crece preocupación en Honduras por deportaciones de EE.UU.

0
Migrantes de países del Triángulo Norte buscan sin éxito llegar a EE.UU. Las recientes políticas migratorias estadounidenses han puesto freno a los anhelos de muchos de conseguir el sueño americano.

Las deportaciones de hondureños desde Estados Unidos a Guatemala, que ya funge como un país seguro para el caso de las peticiones de asilo, está incrementando la preocupación en Honduras al considerarse que se trata de un fuerte golpe a quienes buscan llegar a la frontera sur estadounidense.

Analistas consultados por la Voz de América, como el abogado Wilfredo Méndez, consideran que el tema es delicado.

«En este caso Honduras se incorpora para aquellos que pasen por el país para dejarlos acá y no permitir que sigan avanzando, lo que es un golpe fuerte a quienes buscan llegar a Estados Unidos», dijo.

Para Méndez se trata de «una medida de Donald Trump en contra de los migrantes».

El gobierno de Honduras, en voz del canciller Lisandro Rosales, sostiene que los últimos hondureños deportados no cumplieron con los requisitos exigidos y considera que no habrá ningún impacto para el país.

«Es un tema de mucha importancia, únicamente tres hondureños regresaron a Guatemala que solicitaron asilo y no calificaron y esto no genera ningún impacto para nosotros», afirmó Rosales.

El experto en temas de migración, Ricardo Puerta, dijo a la VOA sobre el proceso que se trata de una estrategia política para frenar a los migrantes centroamericanos.

«Sucede algo interesante, existe una agenda encubierta de la administración de Trump. El tercer país seguro es un país que cuando esa persona llega tiene que elegir si espera ahí o regresa en este caso a Honduras», expresó.

Hasta ahora son tres los hondureños deportados que han llegado a Guatemala como parte del acuerdo de solicitudes de asilo.

Contener la migración ilegal hacia Estados Unidos ha sido esencial para el presidente Trump, quien desde la campaña presidencial de 2016 encaminó sus esfuerzos en ese sentido.

Acuerdos recientes determinan que los migrantes con una necesidad válida de asilo deben buscar protección en el primer país «seguro» donde tienen la oportunidad de solicitar, ya que muchos migrantes viajan a través de múltiples países en su camino hacia la frontera de Estados Unidos.