FOTOS, VIDEO: Policía utiliza el gas lacrimógeno contra manifestantes en Francia

0

Los sindicatos del país llamaron a huelgas y manifestaciones a escala nacional

Miles de franceses han salido a las calles este 17 de diciembre para protestar contra el plan de cambios en el sistema jubilatorio, que prevé una pensión completa solo después de los 64 años de edad.

Por el momento, la Policía ha utilizado gas lacrimógeno para dispersar las manifestaciones en varias ciudades francesas, incluida la capital.

Las manifestaciones de hoy habían sido anunciadas por varios sindicatos y organizaciones juveniles hace una semana.

«El 17 [de diciembre] será una jornada de movilización más grande que las anteriores, con una gran concentración en París», dijo entonces la representante de la Confederación General de Trabajo (CGT), Catherine Perret.

Las manifestaciones y huelgas tienen lugar en todo el país. En la capital, una marcha ha caminado desde la plaza de República hasta la plaza de la Nación.

Según Le Parisien, en varias ciudades los organizadores y la Policía no coinciden en el número de manifestantes. Así, en Marsella, la CGT ha contado unos 200.000 participantes de la marcha, mientras las fuerzas de seguridad estiman su número en tan solo 20.000. Una situación parecida se vive en Montpellier, Clermond-Ferrand y Nantes, donde las autoridades han estimado el número de manifestantes en cerca de una mitad de lo afirmado por organizadores.

Las protestas contra el cambio del sistema de pensiones se iniciaron en Francia el 5 de diciembre. El detonante es la reforma propuesta por el Gobierno, que tiene como objetivo eliminar los 42 regímenes especiales que existen actualmente y que otorgan privilegios a ciertas categorías profesionales. En su lugar se instauraría un sistema de pensiones único en el que todos los trabajadores gozarán de los mismos derechos a la hora de recibir una pensión una vez que se jubilen.

Para el Gobierno, se trata de un sistema «más justo y simple» en el que «cada euro cotizado dará los mismos derechos a todos». Pero los sindicatos temen en cambio que el nuevo sistema atrase la jubilación, actualmente a los 62 años, y disminuya el nivel de las pensiones.

El 11 de diciembre, el primer ministro de Francia, Edouard Philippe, declaró que la edad mínima de jubilación en el país seguirá siendo de 62 años, aunque para obtener una pensión completa los franceses tendrán que trabajar hasta los 64.