Senadores EEUU instan a la aplicación de medidas para restaurar DDHH en Nicaragua

0

Miran que en Nicaragua respeto a los DDHH va degradándose cada vez más

Los senadores de los Estados Unidos Jim Risch (R-Idaho) y Bob Menéndez (DN.J.), presidente y miembro de alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, hicieron el envío ayer lunes de una carta al Secretario de Estado Mike Pompeo y al Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin donde le hacen conocer su preocupación por el desprecio del régimen de los Ortega Murillo de los derechos humanos y el desmantelamiento sistemático de las instituciones democráticas en Nicaragua, y además solicitan que se tomen medidas específicas de manera inmediata para revertir que esto continúe así.

«Aplaudimos los pasos tomados hasta la fecha por la administración para abordar la brutalidad del régimen de Ortega de conformidad con la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018 «, redactaron los senadores.

“Lo instamos a implementar completamente estas medidas y maximizar el apalancamiento de las sanciones de los Estados Unidos para avanzar en las reformas que podrían conducir a elecciones libres y justas en Nicaragua. También le pedimos que amplíe los esfuerzos diplomáticos para asegurar la liberación inmediata de todos los presos políticos, incluidos los identificados por la Organización de los Estados Americanos y las organizaciones democráticas nicaragüenses».

Compartimos la carta íntegra enviada por los Senadores a la administración Trump…

“Estimados Secretario Pompeo y Secretario Mnuchin:

Escribimos para expresar nuestra profunda preocupación por el evidente desprecio del régimen de Ortega por los derechos humanos y el desmantelamiento sistemático de las instituciones democráticas en Nicaragua, y para solicitar que se tomen medidas específicas de inmediato para revertir este curso peligroso.

Han pasado más de 18 meses desde que Ortega ordenó una brutal represión contra los manifestantes que mataron a más de 320 personas, y un año después de que sus fuerzas de seguridad allanaron medios de comunicación y grupos de la sociedad civil, socavando su capacidad para responsabilizarlo.

Aplaudimos los pasos tomados hasta la fecha por la Administración para abordar la brutalidad del régimen de Ortega de conformidad con la Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018 (PL 115-335) y la Orden Ejecutiva 13851. Le instamos a implementar plenamente estas medidas y maximizar el apalancamiento de las sanciones de los Estados Unidos para avanzar reformas que podrían conducir a elecciones libres y justas en Nicaragua. También le pedimos que amplíe los esfuerzos diplomáticos para asegurar la liberación inmediata de todos los presos políticos, incluidos los identificados por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y las organizaciones democráticas nicaragüenses.

Con ese fin, las medidas de los Estados Unidos deberían alentar al régimen de Ortega a buscar reformas electorales de manera oportuna que incluyan: el nombramiento de nuevos magistrados independientes para el Consejo Supremo Electoral; la restauración de un 50% + un umbral para la elección presidencial; el establecimiento de una segunda ronda de votación si no se alcanza el umbral electoral; el establecimiento de un calendario electoral detallado; y el despliegue de observadores electorales nacionales e internacionales creíbles.

Es fundamental que Estados Unidos continúe apoyando los esfuerzos de los actores democráticos en Nicaragua y la OEA para alentar a Ortega a restaurar el estado de derecho y la democracia en Nicaragua. Una estrategia de sanciones que incentive el progreso oportuno en estos asuntos alentará a todas las partes a centrarse en una transición significativa hacia la democracia en Nicaragua.

Gracias por su atención a este asunto”.