Estados Unidos y China firman primera fase de acuerdo comercial

0
El presidente Donald Trump junto al viceprimer ministro y principal negociador por China, Liu He, firman la primera fase del acuerdo comercial en Washington, el miércoles 15 de enero de 2020.

El presidente Donald Trump firmó el miércoles un acuerdo comercial con China que se espera que aumente las exportaciones de los agricultores y fabricantes estadounidenses y que tenga como objetivo reducir las tensiones en una larga disputa entre las potencias económicas.

Según había anunciado Trump en un tuit, el mandatario viajará posteriormente a Beijing para iniciar negociaciones en torno a otros temas de discordia en la relación comercial entre Estados Unidos y China.

Funcionarios chinos, liderados por el viceprimer ministro y principal negociado, Liu He, asistieron a la ceremonia. Trump tiene previsto en una fecha posterior no especificada viaja a Beijing para una nueva ronda de negociaciones.

Trump, que durante más de media hora se dedicó a agradecer y destacar el trabajo de los funcionarios de su gobierno que participaron en el proceso para llegar al acuerdo, dijo además que China es un aliado de Estados Unidos, y que ante la crisis con Irán, han demostrado apoyo a los esfuerzos por evitar una escalada militar.

Trump dijo durante una ceremonia en la Casa Blanca que el acuerdo está «enderezando los errores del pasado» y además, promovió la firma como una forma de brindar justicia económica para los trabajadores estadounidenses agregando: «Marcamos un cambio radical en el comercio internacional» con la firma .

Por su parte, el líder chino Xi Jinping, en una carta dirigida al presidente Trump, y que fue leída por el jefe negociador de Beijing, Liu He, dijo que concluir la primera fase del acuerdo comercial fue «bueno para China, Estados Unidos y para todo el mundo».

Sin embargo el acuerdo comercial de la «Fase 1» haría poco para obligar a China a realizar los principales cambios económicos, como reducir los subsidios injustos para sus propias empresas que la administración Trump buscó cuando comenzó la guerra comercial al imponer aranceles a las importaciones chinas en julio de 2018.

El pasado mes de diciembre, el gobierno del presidente Donald Trump canceló su plan de imponer a partir del domingo nuevos aranceles sobre 160.000 millones de dólares en importaciones chinas gracias al acuerdo que están firmado hoy.

Como parte del acuerdo, el gobierno de Estados Unidos también reducirá del 15% al 7,5% los gravámenes sobre las importaciones que ya estaban en vigor sobre 112.000 millones de dólares en productos chinos.

La ceremonia de la Casa Blanca le dio a Trump la oportunidad de citar el progreso en una alta prioridad económica el mismo día que la Cámara se preparó para votar para enviar artículos de juicio político al Senado para un juicio.

«Nuestros esfuerzos han dado como resultado un acuerdo transformador que traerá beneficios a ambos países», dijo Trump. Agregó: «Mantener a estas dos naciones gigantes y poderosas juntas en armonía es muy importante para el mundo» y dijo: «el mundo está mirando hoy».

El acuerdo tiene por objeto aliviar algunas sanciones económicas de Estados Unidos a China, mientras que Beijing intensificará las compras de productos agrícolas estadounidenses y otros bienes.

Trump citó la carne de res, cerdo, pollo, mariscos, arroz y productos lácteos como ejemplos. El acuerdo reduciría las tensiones en una disputa comercial que desaceleró el crecimiento global, perjudicó a los fabricantes estadounidenses y afectó a la economía china.