Organismos de derechos humanos se pronuncian sobre el plan de reconciliación de gobierno sandinista

0

MANAGUA, NICARAGUA — Organismos de derechos humanos en Nicaragua rechazaron el plan de reconciliación y Derechos Humanos que pretende ejecutar el gobierno sandinista del presidente Daniel Ortega durante el año 2020.

Representantes de esos organismos sostienen que el plan, que según el gobierno tiene el objetivo de “fortalecer la paz y la justicia social” en el país, carece de imparcialidad y un verdadero sentido de libertad y justicia.

Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, expresó que, “la verdadera y macabra intención es procurar que la gente mediante descripciones o pensamientos, instrucciones dogmáticas, se fanatice a favor del gobierno». «Estamos hablando que aquí hubo una gran cantidad de muertos”, señaló.

En tanto la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez, criticó el plan y aseguró que el gobierno solo intenta limpiar su imagen ante la comunidad internacional.

“Es prácticamente un esfuerzo de cambiar su imagen ante la comunidad internacional que son los únicos que les interesan, por el miedo a las sanciones y tratar de vender la imagen de que aquí en Nicaragua se están respetando los derechos humanos”, dijo la defensora a la Voz de América.

Núñez aseguró que el gobierno está “acorralado y desesperado”, por lo que intenta “manosear e instrumentalizar” el tema de los derechos humanos como una estrategia de apropiación para ocultar la represión que siguen viviendo los nicaragüenses. Agregó que el gobierno sandinista representa “la dictadura más cruel y sanguinaria” que ha enfrentado el pueblo de Nicaragua.

El gobierno del presidente Daniel Ortega presentó el plan esta semana en presencia de representantes del Ministerio de la Mujer, Ministerio de la juventud, y organizaciones sociales afines al gobierno, sin tomar en cuenta a los organismos de derechos humanos que trabajan en el país.

Ortega despojó a la CENIDH de su personería jurídica por brindar acompañamiento a víctimas de la represión estatal.

Sobre el plan de reconciliación, el diputado sandinista, Carlos Emilio López, aseguró a medios oficiales que el primer eje de trabajo será la conformación de la Promotoría de la reconciliación y los derechos humanos.

“Promover la concienciación, el empoderamiento, la interiorización de los derechos humanos, el fortalecimiento de una cultura de respeto a los derechos humanos, de una cultura de paz, y una cultura de convivencia pacifica y armónica”.

Luego de dos años de conflicto, el país vive una de sus peores crisis sociopoliticas. Hasta la fecha organismos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), contabilizan más de 300 muertos, decenas de heridos y cientos de exiliados.