Latinoamérica en alerta por el coronavirus

0

Aunque aún no se confirma ningún caso de coronavirus en Latinoamérica, se han prendido las alarmas en la región, debido a que la Organización Mundial de la Salud declaró como una emergencia global, el jueves, el brote provocado por un nuevo virus en China, y por algunos casos sospechosos que son monitoreados en países latinoamericanos.

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, Jarbas Barbosa comunicó a la región la decisión de la OMS; dijo que se decretó la situación como una emergencia de salud pública de importancia internacional. Por eso, el nivel de alerta sigue como muy elevado.

Los gobiernos de Perú y Chile anunciaron el jueves que lanzarán medidas preventivas para evitar que el nuevo virus se propague a sus respectivos países.

La subsecretaria de Salud de Chile, Paula Daza, confirmó que una persona había sido examinada pero los resultados fueron negativos y anunció que su país está vigilante e «identificando a aquellas personas (sospechosas de tener el virus), en caso de que requieran, aislamiento u otra observación».

Chile también anunció que fortalecerá la Red de Vigilancia Epidemiológica, es decir, los equipos clínicos; y el Ministerio de Salud llamó el jueves a la calma, a través de Twitter, compartiendo declaraciones de Daza a una emisora local.

Esta semana, la cancillería informó que cinco chilenos se encontraban en cuarentena en Wuhan, como medida preventiva.

En Perú, el gobierno está lanzando una campaña informativa que incluye pancartas colgantes sobre coronavirus en el aeropuerto y en los hospitales.

Además, está descartando la presencia del virus en dos turistas que visitaron Machu Picchu, y actualmente se encuentran internadas en el Hospital Regional de Cusco.

Los turistas llegaron el 3 de enero y salieron de turismo, pero luego presentaron síntomas de enfermedad respiratoria.

Perú también identificó el lunes a cuatro sospechosos de estar infectados con el nuevo coronavirus, entre ellos, tres ciudadanos de China que procedían de Wuhan.

«Uno de ellos está asintomático, otro está con una infección respiratoria de tres días de evolución y los otros dos contactos sospechosos están con infección respiratoria leve», dijo la Ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza.

En Brasil, aunque el ministro de salud, Luiz Henrique Mandett, señaló que en el país no había evidencia del virus, se está evaluando tres casos sospechosos del coronavirus y se decidió elevar el nivel de alerta por la enfermedad de moderado a “peligro inminente”.

La semana pasada, también el Ministerio de Salud brasileño informó la investigación de un caso de una mujer proveniente de Wuhan, donde se originó el nuevo coronavirus, el cual se descartó posteriormente.

Se han reportado, además, casos sospechosos en Perú, México, Ecuador y Colombia.

En su conferencia de prensa matutina del miércoles pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que había un caso “en observación” por posible coronavirus en el estado de Tamaulipas.

Esa misma semana, en Colombia, la autoridad migratoria de ese país informó, en la tarde, que un joven chino fue trasladado a un centro hospitalario de Bogotá, para descartar un posible caso del virus.

El ciudadano viajaba en un vuelo que cubría la ruta Estambul – Bogotá – Panamá. Pero luego, el gobierno descartó que se tratará de un caso de la Neumonía de Wuhan, como también se está llamando al nuevo coronavirus.

El jueves, la cancillería colombiana informó que «apoyará a los 14 colombianos que expresaron su deseo de ser evacuados. Asimismo, la Cancillería apoyará a todos los connacionales que decidan hacerlo».

En Argentina, el gobierno se puso en alerta, aunque el ministro de salud de ese país, Ginés González García, dijo que la posibilidad de llegada del virus al país sureño era baja.

En una entrevista reciente al diario La Nación, también afirmó que el peligro es incierto porque no sabemos al evolución ni muchas cuestiones a este nuevo virus», pero «peligro inminente no lo veo». Descartó que hayan casos autóctonos y que se tienen todas las medidas para enfrentar el fenómeno y que está activada la alerta máxima sanitaria de fronteras, que significa que todos los aeropuertos internacionales tienen una alerta máxima, con respecto si llega un viajero con los síntomas relacionados con el virus o proviene de China.

Ecuador se encuentra en un ‘cerco epidemiológico’, debido a que un ciudadano chino llegó al país el martes 21 de enero, proveniente de Fujian, China. El miércoles 22 presentó síntomas y fue internado el jueves 23 en el hospital público de Quito, según informó el diario El Comercio.

Por eso, informó el diario, «se vigila dentro de un ‘cerco epidemiológico’ a 42 personas que viajaron junto a él en el mismo avión».

Por su parte, el presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, dijo que las pruebas de este ciudadano se enviaron a Atlanta y están «en cola» para la confirmación del caso.

El diario El Universo también señaló que existe una sospecha de que puede que no se trate de coronavirus, según dijo Moreno, pero que son necesarios los protocolos médicos para que no entre en contacto con otros ciudadanos, como ya sucedió y es a quienes se tiene en observación, e instó a la gente que tenga síntomas como gripe o tos, asistir a un centro médico.