Coronavirus genera más de un millón de interacciones en redes sociales en Nicaragua

0

El Coronavirus, o COVID-19, tiene al mundo en alerta y Nicaragua no es la excepción. El máximo interés puede confirmarse a través de las diferentes plataformas digitales, en las cuales el tema se convirtió en tendencia para los nicaragüenses, quienes han generado más de 1 millón de interacciones y reacciones indirectas en torno a la pandemia, refleja un estudio elaborado por la unidad digital de CAC Porter Novelli.

Más de 90 mil personas y medios están generando contenido en diversos canales digitales, convirtiendo al COVID-19 en uno de los temas que más ha generado conversación durante el último año. La red social que repunta con la mayor cantidad de menciones es Twitter, seguido por Facebook, noticias online, blogs, televisión, radio y periódico, detalla el informe realizado a nivel regional.

La investigación de Porter Novelli destaca que el 83% de las personas con hijos son las que muestran mayor preocupación, seguido de quienes están casados, con un 6%. El estudio se realizó en cada uno de los países de la región centroamericana y República Dominicana considerando que en su mayoría ya registran casos confirmados de COVI-19 y existe mucho interés de los ciudadanos y de las autoridades sobre el tema.

El estudio también encontró que el tema del COVID-19 provoca entre los conversadores digitales nicaragüenses una serie de emociones sensibles, como aversión, ira, sorpresa, tristeza y miedo. El sentimiento negativo es el que prevalece en las plataformas sociales especialmente en Facebook y Twitter. Mientras que el sentimiento neutro es alto por un factor de duda, consultas y sarcasmo.

“Utilizamos filtros inteligentes en nuestras herramientas para determinar los riesgos sociales que se asocian con la conversación, entre ellos encontramos que para el caso de Nicaragua los riesgos son: problemas de salud, racismo, discriminación social, pésimas condiciones de trabajo y migración”, explicó Digna Bendaña, Gerente General de Porter Novelli en Nicaragua.

Asimismo, el estudio revela que quienes mantienen una mayor interacción digital sobre el tema son los hombres, con un 54.1%, mientras que las mujeres representan el 45.9%. Las personas que hablan más sobre el COVID-19 son las que tienen entre los 25 a 34 años.

Pese que la epidemia inició a fines de diciembre de 2019 en Wuhan, China, las primeras menciones entre la comunidad digital nicaragüense se comenzaron a dar a mediados de febrero, cuando el virus comenzó a transmitirse por el mundo, y a la fecha se convirtió en un tema tendencia, alcanzado miles de conversaciones e interacciones.

Conversación regional

En Costa Rica y Guatemala reportan que al menos 125 mil personas están conversando de manera directa sobre el COVID-19, generando un millón de interacciones y menciones indirectas. El Salvador tiene más de 200 mil, República Dominicana 190 mil y en Honduras 125 mil usuarios están generando contenido nativo en diversos canales digitales.

Este 11 marzo la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró el coronavirus como una pandemia y además advirtió que la misma está acompañada de «infodemia», refiriéndose a una “sobrecarga de información (tanto cierta como falsa) que dificultaba que las personas encontrar fuentes fidedignas y consejos fiables cuando los necesitaban».

Ante la “infodemia”, redes sociales como Twitter, Facebook y Tik Tok realizan sus propios esfuerzos para controlar la desinformación, para evitar crear un ambiente de mayor incertidumbre, lo que genera ansiedad y el racismo de forma directa y online. “Realizamos este social “listengin” sobre el COVI-19 porque es una herramienta eficaz para obtener datos reales y actualizados y nos permite para conocer a profundidad el nivel de interés, los sentimientos y la participación de las comunidades digitales alrededor de este tema en Nicaragua que actualmente es una prioridad y una emergencia mundial”, explicó Bendaña.

“En tiempos de crisis es de suma importancia contar con información real y actualizada para anticipar, enfocar los mensajes, tomar acciones oportunas y comunicarlas a través de las plataformas más apropiadas”, agregó. “Podemos llevar este tipo de estudios a todos los niveles porque contamos con herramientas especializadas para el análisis de datos a nivel nacional e internacional”, concluyó Bendaña.