Cuidado tu pareja puede estar espiando el teléfono

0

Con el avance tan abismal que está teniendo la tecnología, nunca había sido tan fácil el espiar el teléfono de una persona. Y es que levante la mano, quien nunca ha sentido la curiosidad de revisar o espiar el teléfono de su pareja, cada vez que escuchamos que este suena por la llegada de un mensaje o llamada entrante.

Actualmente existe una enorme cantidad de aplicaciones destinadas al espiar iphone sin tener acceso a el sin la necesidad de que el dueño se dé cuenta de que esta actividad se está llevando a cabo por medio de terceros.

Y es que no debe sonar extraño que existan casos de relaciones toxicas, en que las personas sientan el deseo de espiar el teléfono de su pareja; bien sea por falta de comunicación o simplemente por celos. Otra situación que puede llevar a esto, y que es aún más grave, es el sentido de posesión que sienten algunos sobre su pareja por el simple hecho de encontrarse envueltos una relación amorosa.

Estas situaciones pueden causar que tu pareja llegue a utilizar aplicaciones con el fin de espiar tus conversaciones de texto, llamadas y llevar un seguimiento de tu móvil para así mantenerte siempre vigilado.

¿Cómo funcionan estas aplicaciones?

Está claro que para poder instalar algunas de estas aplicaciones es necesario manipular el dispositivo que se desea espiar, pero una vez que se hayan instalado, estas no causan ninguna diferencia y no pueden ser visibles por el dueño del teléfono en cuestión. Y es que en el caso de las parejas, esta operación es más fácil ya que entre su entorno suelen compartir las claves de sus equipos.

Esto abre la puerta para que la pareja comience por instalar una aplicación que le permita acceder a la información del móvil de manera remota, y con ella tener acceso a las fotografías, mensajes de textos, datos de geolocalización, conversaciones a través de las redes sociales y muchos otros datos de interés personal.

Aplicaciones que puede estar utilizando tu pareja para espiarte

Estas son algunas de las aplicaciones más utilizadas para el espionaje de smartphones:

  • MSpy: es una app que está autorizada legalmente para hacer un seguimiento de emails, redes y mensajería.
  • Thai Spy: con esta aplicación podrás monitorear las actividades y registro de datos.
  • XNSPY: esta es una de las aplicaciones más indetectables para Android, la misma permite el acceso a cualquier información que entre o salga de móvil
  • Cell Tracker: envía cada media hora información de la ubicación al espía.
  • Find my kinds: permite conocer en todo momento la ubicación del dispositivo, puede ser utilizada en caso de viajes o perdidas, sin embargo, una pareja celosa podría usarlas para distintos fines.

¿Cómo saber si mi pareja me está espiando?

Las primeras sospechas que tiene una persona de si su pareja la está espiando provienen de la intuición, y es que muchas veces este sexto sentido, es el primero que nos advierte de alguna actividad sospechosa que se esté llevando a cabo en nuestra contra. Pero si deseas ser más precavido presta mucha atención a los siguientes comportamientos de tu dispositivo móvil:

Batería: debes estar alerta ante el consumo habitual de tu móvil, ya que si notas un comportamiento extraño en tu pareja aunado a un consumo excesivo de batería de tu teléfono esto podría ser sinónimo de que tienes alguna aplicación de espionaje instalada.

Consumo de datos: si el consumo de datos es muy elevado igualmente puede que tenga instalada una app de monitoreo.

Temperatura elevada: este comportamiento podría ser un indicativo de que tú móvil está siendo manipulado de manera remota por un tercero.

Si sientes que tu teléfono presenta algunos de estos comportamientos revisa exhaustivamente las carpeta ya que puedes encontrar herramientas o aplicaciones sospechosas o desconocidas.

Conclusión: A pesar de que con nuestra pareja se debe tener confianza ante todo, nuestra privacidad debe ser respetada y por supuesto, tener presente que si queremos tener una buena relación, debemos ser totalmente sinceros a la hora de querer charlar o discutir los problemas y de ser posible, sin crear conflicto alguno.