España intenta rastrear coronavirus en medio de preocupaciones de privacidad

0

La aplicación de seguimiento que España ha lanzado parece funcionar en Corea del Sur, pero algunos temen que el miedo y la desesperación puedan abrir la puerta a la extralimitación del gobierno

En Madrid, hace solo unas semanas, miles de manifestantes participaron en una marcha de mujeres, desafiantes o ignorantes a los llamados de distanciamiento social para detener lo que parecía ser la amenaza lejana del coronavirus. Ahora, España es uno de los mayores campos de batalla en la guerra global contra la pandemia.

El sistema de salud de España está estresado hasta el punto de ruptura. Las líneas directas de información sobre el coronavirus han sido bloqueadas por personas asustadas, desesperadas por obtener información.

Los líderes de la ciudad de Madrid lanzaron un servicio web y móvil basado en modelos que Corea del Sur utilizó con éxito para rastrear a los infectados.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, dice que: «Nuestro único objetivo en este momento es salvar vidas».

El sitio web y la aplicación CoronaMadrid es una iniciativa público-privada que consiste en proporcionar información personal de los ciudadanos al gobierno y a varias empresas cuyos nombres no se revelan. En estos tiempos de miedo, pocos hacen preguntas.

Enric Luján, profesor de Política, de la Universitat de Barcelona apunta que: «Estamos inmersos en un estado de extrema urgencia o extrema necesidad, que es cuando al menos comenzamos a comprender estas acciones bastante incómodas de varias administraciones públicas al desarrollar soluciones tecnológicas. La aplicación de la Comunidad de Madrid no especifica cláusulas de protección de datos, de transferencias a terceros y, al parecer, estos datos pueden transferirse a empresas».

Las medidas de seguimiento de Corea del Sur ayudaron al gobierno a nivelar la curva de contagio, y otros países lo han seguido.

Israel aprobó el uso de la tecnología antiterrorista para rastrear el virus, y la aplicación oficial de coronavirus de Irán fue retirada recientemente por Google de su Play Store, en medio de preocupaciones de privacidad.

Lujan, acota que: «Los datos médicos se clasifican como altamente sensibles. La transferencia a terceros de datos médicos se deja en segundo plano cuando lo que se prioriza es el hecho de tener un menor número de muertes».

La pandemia de coronavirus ha hecho que muchas personas en todo el mundo se sientan asustadas, indefensas y desesperadas por encontrar soluciones. También ha planteado nuevas preguntas acerca de cuánto de su libertad personal y privacidad están dispuestos a sacrificar.