Estados Unidos acusa a Rusia de enviar aviones militares a Libia para apoyar la ofensiva de Haftar

0
Imagen de un supuesto avión ruso desplegado en Libia. Foto FUERZAS ARMADAS DE ESTADOS UNIDOS.

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos han acusado este martes a Rusia de enviar aviación militar a Libia para apoyar el despliegue de los mercenarios rusos que colaboran en el país norteafricano con las fuerzas lideradas por el general Jalifa Haftar, que aspira a desbancar de Trípoli al Gobierno de unidad nacional.

«Durante mucho tiempo, Rusia ha negado el alcance de su implicación en el actual conflicto libio. Bien, ya no puede negarlo», ha afirmado el jefe del Mando África de Estados Unidos (AFRICOM), Stephen Townsend, en un comunicado que lleva adjuntas las imágenes que avalan las acusaciones.

«Hemos visto cómo Rusia enviaba cazas de cuarta generación a Libia, cada paso de su camino», ha señalado Townsend, quien ha recordado que ni el Ejército Nacional Libio comandando por Haftar ni los mercenarios, en concreto el Grupo Wagner, pueden «armar, operar y mantener» estos aviones si no hay un Estado detrás.

Según la investigación estadounidense, los aviones llegaron a Libia desde Rusia y después de pasar por Siria, donde se habría modificado su aspecto para «camuflar el origen ruso», según el AFRICOM.

Townsend ha recordado unas declaraciones recientes de Haftar, en las que este advirtió de una inminente campaña de ataques aéreos. «Serán pilotos mercenarios rusos volando aviones proporcionados por Rusia para bombardear a los libios», ha señalado.

En este sentido, ha acusado a Moscú de intentar «inclinar la balanza» en su favor en Libia, un país sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi. Según Townsend, lo rusos están replicando lo hecho en Siria, «expandiendo su presencia militar en África usando grupos mercenarios apoyados por el Gobierno como Wagner».

Un responsable de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Jeff Harrigian, ha pronosticado que, si Rusia se afianza en la costa libia, «el siguiente paso lógico» sería desplegar equipos de denegación del acceso aéreo, conocidos como A2AD, lo cual generaría «verdaderas preocupaciones» en materia de seguridad sobre el flanco sur de Europa.

Pese a la mayor implicación rusa, las fuerzas de Haftar habrían detenido la ofensiva lanzada sobre Trípoli después de que Turquía haya intervenido militarmente en favor del Gobierno de unidad, respaldado por Naciones Unidas.