Beneficios de un biodigestor en zonas rurales

0

La filosofía del cero desperdicio va en aumento, esta fomenta un ciclo de vida de reutilización para cada producto, similar a la forma en que se utilizan los recursos en la naturaleza. En un biodigestor sucede lo mismo ya que a diferencia de una fosa séptica en este se aprovechan todos los residuos para producir gas, fertilizante y devolver el líquido a los cuerpos de agua sin afectarlos ni contaminarlos. Este producto se ha convertido en una de las opciones preferidas por las personas que se preocupan por el ambiente.

La escasez de agua y la falta de red de drenaje en zonas alejadas de las ciudades es otro de los factores que ha popularizado el uso de un biodigestor para tratar las aguas residuales ya que este resuelve la problemática de higiene y salud pública derivada del mal trato de las aguas negras, que generalmente son vaciadas en los ríos, lagos o en el suelo, contaminando los recursos naturales.

En una era en la que los recursos se estiran más que nunca, y los ciudadanos y los consumidores exigen una huella de carbono más ligera de toda la cadena de suministro, el biodigestor captura más de uno de los gases de efecto invernadero más potentes del planeta (metano) y lo convierte en energía limpia.

Los olores de los desechos orgánicos se han eliminado a través del proceso de digestión y los sólidos que quedan después de la digestión tienen usos como abono de animales, turba y fertilizantes ricos en nutrientes y sin combustibles fósiles que se devuelven al suelo para obtener mejores rendimientos de los cultivos.

El líquido que permanece después de la digestión ya no es peligroso para nuestras valiosas cuencas porque el proceso del biodigestor elimina patógenos y bacterias que podrían contaminar el agua y el suelo al ser liberados. Esa agua se podrá usar de manera segura como un suministro de agua equilibrada en PH y rica en nutrientes para los cultivos, que a su vez se utilizan como alimento para los animales y los humanos a medida que todo el sistema comienza otro ciclo.

De esta manera podrás deshacerte de tus aguas residuales por medio de un proceso limpio, sin olores, que no pone en riesgo la salud de tu familia y que se encuentra en equilibrio con el medio ambiente. Tener un biodigestor de buena calidad y hecho con los mejores materiales, te durará muchos años y será una buena inversión.