Jugadores de ensueño, entrenadores de éxito

0

El fútbol levanta pasiones a nivel mundial. Muchos de sus protagonistas de primer orden, una vez que cuelgan las botas, ansían con seguir siendo importantes en este mundo. Una opción cada vez más asidua es la de continuar ligados al fútbol, en este caso como entrenador, y ofrecer todas las enseñanzas, aprendidas durante décadas de trayectoria dentro del terreno de juego, ahora a sus pupilos desde la banda.

Todos los aficionados al mundo del fútbol recuerdan la clase de Zinedine Zidane, el orden de Pep Guardiola, la garra del ‘Cholo’ Simeone o el olfato de gol de Hugo Sánchez dentro del área. Características que permitieron a estos futbolistas ser auténticos referentes en su tiempo dentro de sus parcelas de juego. Todos ellos quisieron seguir ligados al mundo del balompié tras poner fin a su trayectoria, y eligieron los banquillos para poder continuar con su legado.

Especial relevancia en México tuvo la llegada del mejor delantero de la historia del futbol azteca al banquillo de Pumas, más si cabe cuando cosechó el bicampeonato en 2004. Un total de siete temporadas a los mandos de la nave del club de sus amores, sirvieron a Hugo Sánchez para ampliar el legado conseguido como jugador. Además, consiguió seguir ampliando con sus detalles tácticos promovidos entre sus pupilos y que sirvieron para conseguir ambos títulos.

Como viene siendo habitual, Pumas siempre ha optado al triunfo, al igual que en la época de Hugo Sánchez, y este año no iba a ser menos. Así lo indican todas las apuestas la Liga MX, que ven la igualdad entre América y el amado equipo del eterno 9 mexicano como los máximos candidatos a alzarse con el trofeo.

Pero no solo los jugadores una vez retirados optan por dar el salto al banquillo. Otros muchos casos, los despachos y las direcciones deportivas son unas salidas para que todos ellos sigan ligados al fútbol. En México, encontramos un claro ejemplo en Ricardo Peláez, quien fue jugador del Club América, y después de algunas campañas desde su retiro llegó a la dirección deportiva de su amado club con gran éxito.