50 pasajeros de Avianca pasaron un mal momento en primer vuelo Miami – Managua

0
Gobierno sandinista hizo quedar mal a Avianca en primer vuelo inaugural
Foto del viaje inaugural de Avianca que reinició los viajes en Nicaragua.

Reportan que por lo menos 50 pasajeros tuvieron que quedar varados en la ciudad de Miami, el pasado sábado 19 de septiembre, fecha que reiniciaron los vuelos regulares de la aerolínea Avianca a Managua, después de una orden del gobierno sandinista de cancelar los abordajes de estos ciudadanos supuestamente por «problemas» con las pruebas de Covid-19 que cada viajero envió tres días antes.

Los temores de que el gobierno de Daniel Ortega estría violentando el protocolo dictado por ellos mismos ya han sido confirmados en este primer vuelo de regreso a Managua, tras seis meses de suspensión por el Covid-19.

Muchos de los que no lograron viajar a Managua, entre estos ciudadanos estadounidenses y de otras nacionalidades, arribaron al aeropuerto internacional de Miami desde diversas ciudades de Estados Unidos, Canadá, México, y de otros continentes. Hay información de que los canadienses y europeos salieron de días antes para proteger su lugar en el vuelo inaugural a Miami.

Lo perjudicial es que los pasajeros no fueron alertados por el gobierno ni por la aerolínea de que no podrían abordar el vuelo. Avianca brindó las direcciones a los pasajeros desde semanas antes con respecto a los procedimientos dictados por el gobierno sandinista de Managua.

Leer también: 57 mujeres han sido asesinadas por violencia machista en Nicaragua

A pesar de esto, todos los pasajeros ingresaron al aeropuerto con tiempo de sobra, pudieron llenar los requisitos ordinarios y los nuevos requerimientos, mostraron todos sus documentos de vuelo y a la hora de pasar al chequeo a los 50 pasajeros les alertaron que no podían viajar porque no estaban «en la lista del MINSA» de Nicaragua.

Además, fue muy crítico que al reclamar a la aerolínea que les hicieran el pago de su estadía en Miami, mientras resolvían esta situación la respuesta de Avianca es que lo ocurrido no fue culpa de ellos, sino que del gobierno de Nicaragua, a través del MINSA.