Informe detalla profundos lazos de gobierno de Maduro con Hezbolá

0
El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una reunión con su homólogo iraní Hassan Rouhani en septiembre de 2017.

Un informe del Atlantic Council divulgado este martes revela los lazos del gobierno en disputa de Nicolás Maduro en Venezuela con el grupo libanés Hezbolá y afirma que se trata de una de las muchas tácticas ilícitas a las que ha recurrido para mantener el poder en el país.

El informe del Centro América Latina Adrienne Arsht del Atlantic Council titulado “El nexo Maduro Hezbolá: Cómo las redes apoyadas por Irán apuntalan al régimen venezolano”, hace un estudio detallado de cómo Hezbolá creó lazos entre familias de libaneses y sirios establecidas en la zona desde más de un siglo para crear redes clandestinas en Venezuela y Colombia.

Estas redes, dice el informe, fueron creadas sin el conocimiento implícito de la comunidad libanesa, fomentando un “ejército” de profesionales, emprendedores, abogados, contadores y otros, que contribuyen a actividades clandestinas que ayudan a recaudar, encubrir, mover y lavar fondos ilícitos de Hezbolá para sus operaciones terroristas internacionales.

En Venezuela, las redes de Hezbolá operan a través de estructuras de clanes familiares que se integran a la economía ilícita controlada por el régimen de Maduro y el aparato político y la burocracia del régimen, señala el informe.

Muchos de los clanes están asimilados dentro del estado y la sociedad venezolana a través de las robustas comunidades de libaneses y sirios que se extienden hasta Colombia.

El documento menciona varios clanes, que identifica como el Clan Saleh, el Clan Nassereddine y el Clan Rada, con células en Maclao, Maracaibo y Valencia.

Estos clanes forman parte de mayores redes globales de gestores, financieros y facilitadores que trabajan para Hezbolá y operan hacia el exterior de Venezuela con la protección del régimen de Maduro.

Las actividades incluyen narcotráfico, lavado de dinero, tráfico de armas, contrabando, documentos migratorios, financiamiento al terrorismo, redes marítimas ilícitas, etcétera.

“En Venezuela, el puente aéreo logístico entre Caracas, Damasco y Teherán es lo que Maduro protege y ha sido muy rentable para Irán y Hezbolá”, dice el reporte.

Casi al igual que en Siria, la capacidad de la Guardia Revolucionaria de Irán de operar en Venezuela se debe a la gran capacidad de la red de apoyo de Hezbolá.

Según el texto, para muchos políticos latinoamericanos, Hezbolá es percibido como un problema distante. Del mismo modo, para Estados Unidos y Europa, América Latina no es una de las prioridades para los esfuerzos contra el terrorismo enfocados en su mayoría en el Oriente Medio y el Norte de África.

Esto ha permitido que vacíos legales y de políticas en la región que el régimen de Maduro y Hezbolá han explotado para convertir a Venezuela en un centro de convergencia del crimen organizado transnacional y el terrorismo internacional, añade.

La naturaleza dual de la cooperación de Irán con el régimen de Maduro, intercalada con las conexiones financieras ilícitas de sus facilitadores y la establecida red de crimen-terrorismo establecida por Hezbolá en Venezuela, crea una preocupación de seguridad para Estados Unidos (…) que requiere una respuesta robusta, reafirma el informe.