Momento en el que una persona en silla de ruedas cae al suelo tras recibir un chorro de agua desde el carro hidrante de Carabineros de Chile

0
«Es poco probable que haya tenido la intención de pegarle directamente a una persona. El vehículo no tiene una mira telescópica», dijo Ricardo Yáñez, director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros

Un hombre en silla de ruedas fue lanzado al piso tras recibir un chorro de agua desde el carro hidrante de Carabineros de Chile, durante una manifestación en Plaza Baquedano, conocida comúnmente como Plaza Italia, en Santiago, el pasado domingo.

En las redes sociales circula el video en el que se ve cuando la persona recibe el impacto del chorro y cae inmediatamente al suelo. Algunos manifestantes salen a su auxilio y desde el carro hidrante de la policía intentan alcanzarlos con más agua.

La agresión se registró durante una protesta a favor del «Apruebo», en relación al plebiscito al que acudirán los chilenos el próximo 25 de octubre y en el que decidirán si aprueban o rechazan el cambio de la actual Constitución, vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

En la manifestación también denunciaban la represión de Carabineros, por acciones como la ocurrida ese día, durante las protestas que ha vivido el país desde hace un año.

«Atacando a personal policial»

Desde la institución se refirieron al caso. En conferencia de prensa, el general Ricardo Yáñez, director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, consideró que existen pocas probabilidades que la agresión haya sido intencional.

«Hacer puntería con un ‘joystick’ (palanca de mando) con un vehículo de ese envergadura, es poco probable que haya tenido la intención de pegarle directamente a una persona. El vehículo no tiene una mira telescópica», aseguró.

Sin embargo, en su declaración insistió en que el agredido supuestamente se encontraba «ejerciendo acciones de violencia y atacando a personal policial», y afirmó que hay imágenes donde se ve a este hombre «lanzando piedras, colgándose de vehículos blindados y haciendo rayados».

«Es una persona que permanente y activamente está involucrada en situaciones de violencia, siendo temerario y además desafiando a la autoridad», alegó el funcionario de Carabineros, quien aseguró que personas que salen a protestar «tienen que asumir determinados riesgos».

El Servicio Nacional de la Discapacidad (SENADIS) solicitó a Carabineros los antecedentes para llevar a cabo la investigación del caso, al recordar que hace algunos meses la institución firmó un convenio de colaboración con la Dirección de Derechos Humanos del cuerpo policial.

«En casos como estos, las personas con discapacidad pueden acceder a nuestro Programa de Acceso a la Justicia para recibir orientación y apoyo legal», informó el SENADIS.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también informó que tomó conocimiento de este caso, que calificó como «uso desproporcionado de la fuerza policial».

«La CIDH recuerda al Estado de Chile que el uso (de) la fuerza en el contexto de manifestaciones, conforme a reglas de necesidad y proporcionalidad, implica además consideración particular de grupos en situación de vulnerabilidad que ejercen el derecho a la protesta», señaló el organismo multilateral.