Citi reafirma su compromiso en El Salvador y ejecuta Programa de Apoyo Alimentario en comunidades locales en conjunto con United Way y FUSAL

0
Ante la actual pandemia de COVID-19, Citi reafirma su compromiso brindando apoyo comunitario a organizaciones sin fines de lucro por medio de Fundación Citi

Como parte de la misión y compromiso de Citi hacia las comunidades locales, el banco está apoyando a personas afectadas por el COVID-19 a través de esfuerzos en conjunto con United Way y socios locales.

A lo largo de varios años, Citi y United Way han trabajado en proyectos que buscan soluciones y garantizan un impacto sostenido en las comunidades vulnerables y en riesgo. La pandemia ha puesto a prueba el compromiso del banco por servir a estas comunidades y se está brindando apoyo de forma inmediata a aquellas personas impactados por la crisis.

Fundación Citi

A la fecha, Citi y la Fundación Citi han comprometido más de US$ 100 millones para apoyar esfuerzos de asistencia comunitaria y recuperación económica relacionados al COVID-19 a nivel global.

Los esfuerzos de Citi y la Fundación Citi están ayudando a brindar ayuda inmediata a los trabajadores y poblaciones de primera línea, y por supuesto las comunidades más afectadas. También apoyan inversiones a largo plazo en programas centrados en la recuperación económica y la estabilidad financiera.

Programa de Apoyo Alimentario con United Way

La crisis de salud mundial originada por el COVID-19, presenta grandes desafíos para atender necesidades básicas en las comunidades más vulnerables. Muchos países han decretado estado de emergencia en sus territorios, desencadenando acciones de asistencia médica.

Los países de Centroamérica y el Caribe no están lejos de esta realidad, además de los altos niveles de pobreza la región también tiene los indicadores más altos de desnutrición.

Como parte de los esfuerzos de Citi hacia las comunidades donde opera, y en respuesta a la actual pandemia, Fundación Citi aprobó la implementación de un programa especial enfocado en ayudar a las familias con dificultades de acceso a alimentos, condiciones sanitarias y otros requisitos básicos.

La iniciativa está siendo ejecutada de forma regional, en El Caribe y Centroamérica, a través de United Way. En sociedad con FUSAL, la organización cubre El Salvador y tiene como enfoque principal brindar seguridad alimentaria a las familias más afectadas.

La estrategia de esta intervención es perfectamente replicable en todos los países de Centroamérica y El Caribe con el apoyo y liderazgo de United Way. La red opera en El Salvador, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Jamaica, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Bahamas, a través de oficinas o aliados que brindan apoyo en la entrega de paquetes alimentarios y de limpieza a más de 12,500 beneficiados.

“Durante el COVID-19 nuestra misión en United Way ha cobrado más relevancia que nunca: Mejorar la vida de los individuos movilizando el poder transformador de las comunidades alrededor del mundo para promover el bien común. Esto no sería posible sin el compromiso de nuestros aliados corporativos y nos sentimos muy felices de contar con socios como la Fundación Citi que con su inversión ha contribuido a dar respuesta inmediata a las necesidades más apremiantes en comunidades vulnerables afectadas por la pandemia en Centro América y el Caribe”, comentó Eduardo Queiroz, Vicepresidente de United Way para América Latina y el Caribe.

El programa es dirigido por cada oficina de United Way en coordinación con los sistemas nacionales, Organizaciones No Gubernamentales y las organizaciones de desarrollo para operar la implementación en el campo y está diseñado para proporcionar asistencia inmediata a las familias a través de dos ejes estratégicos principales:

1. Apoyo a la economía de las familias afectadas por la disminución de los ingresos relacionado con las medidas de contención. Esto se hace a través de la provisión de alimentos con alto valor nutricional con el fin de fortalecer su sistema inmunológico.

2. Apoyo a las medidas de contención y prevención del contagio contra COVID-19, a través de Kits de Higiene Familiar, con suministros que promuevan la higiene personal adecuada y el saneamiento doméstico, lo que fortalece las acciones en el combate a la propagación del virus.

En El Salvador, a través de la coordinación de FUSAL, fueron entregados 300 kits de alimentación e higiene, superando en 40 el número de familias previsto. Se logró brindar apoyo en 8 comunidades de Villa El Rosario, Perquín, San Fernando y San Simón, de Morazán, impactando en 1500 personas.

De acuerdo a Ana Cristina López, CCO de Citi El Salvador, “el brote de coronavirus continúa presentando muchos desafíos para la forma de operar de las empresas. En Citi reafirmamos el compromiso de ser el mejor socio de servicios financieros para nuestros clientes. Además, estamos apoyando a las comunidades en donde operamos, a través de una intervención estratégica junto con FUSAL enfocada en la entrega de paquetes de alimentos e higiene personal a familias salvadoreñas.”