México paga su deuda del agua con EE.UU. y anuncia un nuevo acuerdo tras el conflicto en Chihuahua

0
El Gobierno mexicano pagará su deuda transfiriendo agua a presas internacionales
Caudal del Río Conchos, Ojinaga, Chihuahua, México, septiembre de 2020. Foto Manuel Hernández Borbolla, RT.

El Gobierno de México anunció la firma de un nuevo acuerdo con EE.UU. tras saldar su deuda del agua, en el marco del conflicto político y social que surgió en el estado mexicano de Chihuahua.

«Se evitó una sanción y se llegó a un acuerdo, un buen entendimiento», dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina de este jueves 22 de octubre.

En las últimas semanas México negoció con el Gobierno de EE.UU. una nueva acta que permitirá cerrar el ciclo exitosamente, sin adeudo, y también garantizará el agua para uso público urbano.

Las transferencias de agua de México a EE.UU. se establecen en ciclos de cinco años. Así, el ciclo actual, que va de 2015 a 2020, cerró sin déficit; y el anterior, de 2010 a 2015, quedará saldado con las transferencias de las presas internacionales.

De este modo, ambos países llegaron a un nuevo acuerdo, plasmado en el acta 325 de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA), que establece que se van a utilizar aguas de propiedad mexicana en las presas internacionales.

El acta, que entró en vigor el 21 de octubre, contempla tres puntos esenciales:

  1. México concluirá el actual ciclo usando una porción de aguas de propiedad mexicana en presas internacionales, asignando 131 millones de metros cúbicos, dejando cerca de 87 millones de metros cúbicos de almacenamiento mexicano.
  2. EE.UU. cooperará con México por razones humanitarias, permitiendo usar agua estadounidense para usos municipales en caso de una emergencia, sequía extrema o accidentes de infraestructura.
  3. Se retoma el compromiso de compartir información de manera binacional para manejar la gestión del agua.

«México recibe cuatro veces más agua que EE.UU. en este tratado. El conflicto en Chihuahua es poner en duda que paguemos ese uno para recibir cuatro. Esto significa poner en riesgo el suministro de agua para las ciudades fronterizas y poner en riesgo el tratado, que las siguientes generaciones, las siguientes décadas México ya no reciba cuatro por uno», explicó Marcelo Ebrard.

Conflicto social

Sin embargo, funcionarios mexicanos señalaron que se va a tener que continuar con la extracción de agua de la presa Luis L. León (El Granero) para reponer el agua en las presas internacionales.

Este fue el detonante del conflicto social y político entre el presidente de México, López Obrador, y el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, luego de que un grupo de agricultores tomaran la presa La Boquilla tras un enfrentamiento con la Guardia Nacional para evitar que se tomara agua de dicha presa para transportarla a El Granero. Tras el choque en la presa, la Guardia Nacional disparó «por accidente» contra un vehículo en el que murió una mujer por impactos de bala.

Los agricultores de Chihuahua, en la zona de Camargo y Delicias, temen quedarse sin agua para el próximo ciclo agrícola del año 2021, luego de que la sequía severa registrada en los últimos meses ha dejado las presas La Boquilla y Las Vírgenes a un 30 % de su capacidad, lo cual se traduciría en una falta de agua para riego. La economía de la zona depende de la agricultura.

Tras un año de tensiones y pláticas entre agricultores chihuahuenses y la Comisión Nacional del Agua, el conflicto por el agua creció cuando el Gobierno federal tomó agua de la presa La Boquilla para saldar su deuda hídrica con EE.UU., misma que debía pagarse en octubre de 2020.