LA JORNADA

NYT: Netflix pagó millones de dólares a un cineasta que los gastó en acciones y cripto en vez de crear una serie

La saga de ciencia ficción con Keanu Reeves, para cuya producción la compañía desembolsó 55 millones de dólares, nunca se estrenará

NYT: Netflix pagó millones de dólares a un cineasta que los gastó en acciones y cripto en vez de crear una serie
Hiroyuki Sanada durante el rodaje de ’47 ronin’, dirigida por Carl Rinsch, 2013.
H2F Entertainment / Mid Atlantic Films / Moving Picture Company / Legion-Media

El director de la película ’47 ronin’ Carl Erik Rinsch gastó millones de dólares en acciones y criptomonedas de los fondos con los que tenía que completar la primera temporada de la nueva serie de ciencia ficción en la que estaba trabajando para Netflix, reporta The New York Times, que habló con miembros del equipo de rodaje y estudió los mensajes, correos electrónicos y expedientes judiciales del proceso de divorcio iniciado por su esposa.

La plataforma de entretenimiento por ‘streaming’ desembolsó más de 55 millones de dólares para la saga ‘Conquest‘ con Keanu Reeves, depositando su plena confianza en Rinsch, quien finalmente no entregó ni un solo episodio terminado, pero sí se compró varios coches y artículos de lujo.

Bajo los términos del acuerdo firmado en noviembre de 2018, Netflix accedió a abonar 61,2 millones de dólares por los derechos de la serie y darle sólidos privilegios a Rinsch, que incluían la participación de por vida en las temporadas posteriores y ‘spinoffs’ del proyecto. Sin embargo, poco después de firmar el contrato, el talentoso director empezó a mostrar indicios de comportamiento cada vez más errático.

Esto incluía afirmaciones de que supuestamente podía predecir los relámpagos y que descubrió el ‘mecanismo secreto’ de la transmisión del coronavirus. Durante el rodaje en el extranjero, se permitía gritos, maldiciones y maltrato de su equipo, parte del cual estaba ya preocupado por su uso del fármaco Vyvanse, anfetamina que suelen prescribir para tratar el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, condición que Rinsch tenía junto con el autismo. Los efectos secundarios de este medicamento incluyen manías, delirios y hasta brotes de psicosis.

En marzo de 2020, Rinsch pidió a Netflix, que para aquel entonces ya había gastado 44,3 millones de dólares en ‘Conquest’, que le transfiriera más dinero, aseverando que, de no enviárselo, ponían en riesgo de colapso toda la producción. La compañía accedió a su exigencia y le dio 11 millones de dólares adicionales, pero resultó que el director transfirió 10,5 millones de dólares de esta suma a su cuenta de corretaje personal y se puso a invertir en acciones que, en cuestión de semanas, derivaron en la pérdida de 5,9 millones de dólares.

Sin ver avances en la producción de la serie, el 18 de marzo de 2021 Netflix notificó a Rinsch por correo electrónico sobre su decisión de cesar el financiamiento del proyecto y que él era libre de venderlo a cualquier otro interesado, siempre y cuando reembolsara lo que la compañía ya había gastado.

El director de cine respondió con enfado, acusándolos de violar los términos de su contrato y asegurando que estaba en su sano juicio, y empezó a gastar lo que le quedaba de los 11 millones de dólares que le fueron transferidos. Depositó más de 4 millones de dólares en su cuenta en una plataforma de compraventa de criptomonedas y los utilizó para adquirir dogecoines que, a diferencia de las acciones, aumentaron su balance a casi 27 millones de dólares para mayo de 2021.

Fue entonces cuando dio rienda suelta a los lujos y se compró cinco automóviles Rolls-Royceun Ferrari, un reloj suizo Vacheron Constantin de 387.630 dólares, muebles de lujo y ropa de alta costura. Un contador forense contratado por su esposa estimó la cuenta total en 8,7 millones de dólares.

Ahora Rinsch y Netflix están atrapados en un procedimiento de arbitraje confidencial iniciado por el cineasta por acusaciones del incumplimiento de su contrato. Rinsch exige al menos 14 millones de dólares por daños y perjuicios. Netflix niega deberle nada y ha calificado sus demandas de estafa, que le costó más de 55 millones de dólares.

Artículos Relacionados

Delegación polaca no asiste a una reunión para abordar con Kiev el bloqueo del grano ucraniano

Redaccion Central

Zelenski dice a los senadores de EE.UU. que Ucrania “perderá la guerra” sin la ayuda de Washington

Redaccion Central

Congresista de EE.UU.: “El dinero asignado a Ucrania salpica las capitales mundiales del blanqueo de dinero”

Redaccion Central

WP: Es poco probable que las nuevas sanciones de EE.UU. debiliten la economía rusa

Redaccion Central

Londres enviará a Ucrania coches destinados al reciclado

Redaccion Central

Así expulsó Pekín a un barco filipino de una zona disputada

Redaccion Central