70 mil familias sufren por agua a escasos días que comience el verano 2017

Las familias afectadas con grandes dificultades desde hace meses. Las que más sufren son de Occidente.

La Mesa Nacional para la Gestión del Riesgo (MNGR) de Nicaragua sigue alertando de intensas sequías, dificultades en los sistemas de acueducto y alcantarillado, que afectan a más de 70 mil familias en 8 departamentos.

“Entre noviembre del 2013 y abril del 2016 Nicaragua, y en general la región centroamericana, se vieron afectados por muy bajos niveles de lluvia y eso tuvo un efecto adverso sobre las cuencas y cuerpos de agua subterráneas y superficiales”, dijo a CNN en Español Denis Meléndez, secretario ejecutivo de la MNGR.

La MNGR es una plataforma que aglomera unas 10 organizaciones de la sociedad civil en Nicaragua y que realiza labores en temas como medio ambiente, salud y educación a nivel nacional.

“Fueron varios meses de sequía y esperábamos que el invierno del 2016 paliara un poco la situación pero no fue así y los cuerpos de agua no alcanzaron a recuperarse de la prolongada sequía”, agregó Meléndez.

Es cierto que hubo invierno bueno el año pasado, pero fue tan bueno pero no fue suficiente, dijo el representante de la Mesa.

Se le agrega a esta dificultad que 5 mil 500 acueductos rurales que se levantaron a manos de las mismas comunidades, y que estos gestionan a su vez, fueron perjudicados por el fenómeno climatológico, dijo Meléndez.

“La crisis por el desabastecimiento de agua potable en el país podría mejorar con una estrategia enfocada en hacer obras de infiltración, perforar nuevos pozos, construir reservorios y frenar las fugas existentes”, dijo al diario La Prensa Ruth Herrera, expresidenta de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillado (Enacal), que ahora retorna a ser crítica del gobierno.

Leer también: Situación “muy grave” con 40 pozos comunitarios secos en Occidente