Miércoles, 07 de Diciembre de 2022
              

actualizado 2 de junio 2014    
Asume Sánchez Cerén presidencia de El Salvador
Y promete concertación
Cables
Translate


Salvador Sánchez Cerén, presidente de la República del Salvador.

Foto
San Salvador, El Salvador- El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, comenzó ayer su mandato de cinco años con el compromiso de administrar un gobierno con “honestidad, austeridad, eficiencia y transparencia”, como lo prometió en su discurso de investidura, así como procurar el desarrollo económico, la concertación social y el diálogo nacional.

En sus primeras palabras a la nación como mandatario, Sánchez Cerén hizo repetidas alusiones a la búsqueda del diálogo para resolver los problemas principales que sufre el país en la actualidad, como el bajo crecimiento económico, el alto endeudamiento, la falta de inversiones e inseguridad.

Sánchez Cerén se refirió también a otras tareas que llevará a cabo en su gestión, como mantener la reforma educativa y de salud. Asimismo, destacó su llamado a la juventud de involucrarse más en el quehacer nacional para que sea protagonista del desarrollo.

El presidente hizo varios anuncios, entre los que destacaron la pronta inscripción del país al Petrocaribe, como ya lo había anunciado el secretario general del FMLN, Medardo González, el viernes pasado, así como la creación de dos nuevos ministerios a partir de 2015 dentro del Órgano Ejecutivo: el Ministerio de la Cultura y el Ministerio de la Mujer.

Sánchez Cerén dedicó una parte importante de su primer discurso como presidente de la República al tema de la economía. Uno de los puntos que más destacó, entre el anuncio de sus compromisos, fue el reconocimiento de que El Salvador no tiene los números más felices en cuanto al endeudamiento, el crecimiento económico que continúa muy bajo y la poca inversión en el país.

Luego de admitir esos problemas, el mandatario hizo mención especial al Asocio para el Crecimiento con Estados Unidos, que para Sánchez Cerén representa “un plan que le brinda a El Salvador más posibilidades de hacer crecer su economía, reducir sus vulnerabilidades, prevenir la inseguridad y generar mayor inclusión”. También dijo que va a trabajar para lograr la formalización de la ayuda mediante el FOMILENIO II, que tiene como objetivo el desarrollo económico y social de la zona costero-marítima del país con fondos estadounidenses.

“Todavía hay un largo camino por recorrer. Tenemos grandes desafíos que enfrentar (...). Juntos podemos crear grandes oportunidades para el país, a través de la unión de todas las fuerzas productivas, económicas, políticas y sociales”, dijo Sánchez Cerén.

El mandatario apuesta al desarrollo económico mediante una política de “economía inclusiva”, que se basará, según Sánchez Cerén, en el desarrollo y modernización de la infraestructura, el refuerzo para las exportaciones y mejores condiciones para ampliar el comercio y las inversiones.

“Sabemos que el apoyo al sector privado permitirá multiplicar de manera acelerada el empleo, dinamizar la economía y fortalecer el tejido empresarial”, aseguró.

En seguridad

El presidente Sánchez Cerén anunció ayer que él llevará las riendas de lo que llamó “sistema nacional de seguridad ciudadana”, con el fin de combatir y prevenir la violencia y la delincuencia.

El jefe de Estado habló de reforzar el combate coercitivo contra el crimen organizado y prometió la reducción y erradicación de las extorsiones. También hizo una referencia específica al combate al narcotráfico en el país. Sin embargo, nunca se refirió a las pandillas, a las que el anterior gobierno responsabilizaba de la mayoría de delitos cometidos en el país.

Sánchez Cerén dijo que la Fuerza Armada de El Salvador mantendrá su cooperación con la Policía Nacional Civil para las tareas de seguridad y prometió una “depuración en la Policía”.

Honradez

El presidente le dio ayer un rotundo “no” a la corrupción, luego de calificar los recursos del Estado, que provienen de los impuestos que paga la ciudadanía, como “sagrados”.

Además, Sánchez Cerén prometió austeridad y honradez en su administración presidencial.

En el área social, informó de la continuidad de los programas sociales existentes en educación y salud. En el tema educativo, habló de proveer de una computadora a cada niño en las escuelas, así como un refuerzo para la Universidad de El Salvador, también de la implementación de una “universidad en línea” (mediante internet).

El diálogo y la búsqueda constante de entendimientos entre todos los sectores de la sociedad serán los ejes sobre los que girarán las políticas gubernamentales para resolver los problemas del país, reiteró Sánchez Cerén. Analistas y políticos tomaron nota de los compromisos del presidente y dijeron esperar resultados.





El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También promovemos reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó y nuestro equipo hará todo lo necesario para corregirlo.

 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Titulares más compartidos
 
Conéctate con nosotros en las redes sociales
 
 
INICIO | REVISTA | Nacional | Política | Internacional | Economía | Jurídicos

Ciencía & Tecno | Varios | Opinión | VIDEO | Encuestas | GALERÍA | Archivo

©2014 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.

Sobre nosotros | Contáctenos | Reconocimientos | Únete | Servicios | Publicidad