Miércoles, 19 de Febrero de 2020
              

actualizado 29 de mayo 2014    
Otro problema en el Mundial
Brasil tendrá problemas por sequía
Cables
Translate


La administración gubernamental de Brasil se encuentra con un “fuerte dolor de cabeza” con las dificultades encontradas para el Mundial 2014.

Foto
Para rematar en Brasil a pesar de los vastos problemas relacionados con la Copa Mundial de fútbol del mes que se aproxima, Sao Paulo, la ciudad de mayor tamaño del país, estará enfrentando a la peor sequía en más de 80 años solo cuando se prepara para recibir a decenas de miles de visitantes por razones del partido inaugural.

La industria hotelera asegura que las zonas turísticas de la ciudad, que están en la parte baja, no estarán sufriendo la escasez de agua.

Muchos sitios donde estará alojados los visitantes tienen contratos con empresas privadas que los abastecerán de agua si vienen los cortes, indicó Bruno Hideo Omori, presidente de la Asociación de la Industria Hotelera del estado de Sao Paulo. "Tienen planes de contingencia y están muy preparados para lidiar con emergencias", aseguró.

Pero los residentes de los barrios pobres de Sao Paulo están convencidos de que el gobierno raciona el agua para dejar garantizado que no haya cortes en las zonas pudientes donde estarán albergados los visitantes con motivo del partido inaugural del 12 de junio entre Brasil y Croacia.

Los barrios pobres, muchos de ellos en las afueras de la ciudad o en zonas elevadas, son sin duda los de mayor afectación cuando se reduce la presión del agua entre las diez de la noche y las cinco de la mañana en épocas de escasez. Algunos barrios pobres de las afueras de Sao Paulo han experimentado cortes día por medio desde marzo.

"El agua deja de circular al caer la noche. Hay escasez de agua y el gobierno no quiere admitirlo", afirmó Luis Henrique Oseliero, que administra un edificio en un barrio humilde al oeste de la ciudad. "Lo hacen en estas zonas porque saben que no habrá turistas aquí".

La empresa estatal a cargo del suministro de agua aceptó que ciertas zonas altas o alejadas del depósito de agua estarían sufriendo cortes del servicio. Pero niega que se esté racionando el agua de los barrios pobres.

"No hay racionamiento ni restricciones al consumo de agua en ninguna de las 365 municipalidades que sirve nuestra empresa", afirmó la Compañía Sanitaria Básica del estado de Sao Paulo a través de un comunicado enviado por correo electrónico.

"La empresa invirtió fuertemente en medidas para garantizar el abastecimiento de agua en la región metropolitana de Sao Paulo y estas inversiones son más que suficientes para satisfacer la demanda durante la Copa Mundial", agregó.

La escasez de agua en Sao Paulo viene raíz que no ha llovido demasiado este año y el nivel de las aguas en el principal depósito, que abastece a 9 millones de personas, es el más bajo nunca antes registrado.

En años normales vienen lluvias torrenciales en Sao Paulo, que fluyen a través de los ríos desde las colinas verdes del norte. Pero este año las lluvias han sido un tercio de lo habitual y hubo apenas 23 centímetros (nueve pulgadas) entre diciembre y febrero, que son los meses de más lluvia.

La empresa que distribuye agua comenzó a bombear recientemente agua acumulada debajo de las compuertas del depósito, que puede satisfacer las necesidades por cuatro meses. El estado también se encuentra desviando agua de otros depósitos.

Pero en el de Jaguari, que es el depósito más grande de Sao Paulo, existen cada vez más grietas de desecación. En el sistema de diques al que pertenece Jaguari el nivel del agua cayó debajo del 9% antes de que el gobierno comenzara a bombear agua del fondo.

Algunos expertos dicen que Sao Paulo necesita de lluvias y que sin ellas será necesario racionar el agua. El Weather Channel pronostica un 20% de posibilidades de lluvia, si no menos, en los próximos diez días. En un solo día el pronóstico es del 70%.

Cuanto más se demore el racionamiento, más extrema será la escasez de agua, según José Carlos Mierzwa, profesor de la Universidad de Sao Paulo especializado en ingeniería sanitaria.

"El gobierno tiene que empezar a racionar", sostuvo. "El nivel (del agua) sigue bajando y la situación se torna cada vez más crítica".






El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También promovemos reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó y nuestro equipo hará todo lo necesario para corregirlo.

 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Titulares más compartidos
 
Conéctate con nosotros en las redes sociales
 
 
INICIO | REVISTA | Nacional | Política | Internacional | Economía | Jurídicos

Ciencía & Tecno | Varios | Opinión | VIDEO | Encuestas | GALERÍA | Archivo

©2014 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.

Sobre nosotros | Contáctenos | Reconocimientos | Únete | Servicios | Publicidad